Atractor Euclidiano 2º Entrega Gestionando Estructura

Atractor cíclico y Zonas de tiempos

 

Las zonas de conjunción de precio y tiempo son las mas eficaces a la hora de obtener el timing correcto, éstas se dividen,  como ya sabemos del primer capitulo, en dos conceptos inalterables, que son la combinación de consumo de tiempo y la zona de control del precio y se entiende que es la combinación del N34 versus N21 al pasado, para la generación del atractor, más su confluencia con su punto de control de los Clusters de máximo volumen de la vela madre que gestionará el giro.

Realmente este  es el primer paso para la decodificación del precio, pero no hay que alarmarse, ya que Atractor Euclidiano no es ni mucho menos un modelo complejo, enseguida comprobareis que es bastante sencillo, una vez entendidas y  memorizadas sus normas .

De hecho cuando nos sumergimos de lleno en la secuencia del atractor, es cuando se visualiza claramente la formación de la estructura y comienza a descodificarse como un libro abierto, ya que su precisión es excelente y su campo de acción genera una metodología  de nivel medio-alto.

Como ya conocemos del capítulo anterior  los pasos para gestionar la N velas y obtener su TF correcto, pasaremos a  estudiar la zona cíclica del tiempo (no confundir con el ciclo del indicador de Ehlers, pues se trata  de la estructura pura del precio).

Desde el momento en que tenemos identificada la “hipotética“ zona, hay que recordar que la estructura del precio es polimorfa, lo que implica que cuando el precio llega al supuesto atractor, se han de combinar varias cosas.

Por ejemplo, cuando el atractor nos da una zona N21 del pasado , sobre la base del segmento N 34 actual, puede o no haber timing de ese atractor, sobre la base del punto de control correcta o no. Dicho de otra manera, puede generarse un atractor, y no respetarlo ( algo poco probable, si se sabe interpretar bien sus normas ).

Pero se respete o no ese atractor, en este capítulo lo que nos interesa precisamente, es el siguiente paso: su gestión de ciclo, que implica decodificar la estructura.

Recordemos  que el TimeFrame del Atractor siempre nos lo va a dar un N34 de arranque, o su mejor aproximación y ese TimeFrame en toda la secuencia cíclica nos va a acompañar hasta que finalice la misma. Ésta NO puede ser variada, ni siquiera cuando entre en ciclo, que es la cuestión a tratar en este capítulo.

Lo vamos a examinar sin ningún tipo de tecnicismos,  porque no hacen falta y además, las personas que quieran desarrollar su propia estrategia, han de tener un referente de ayuda que sea práctica y sencilla.

Vamos a ir paso a paso para su perfecto entendimiento:

Este es el atractor clásico, un segmento de longitud N34 y su N21 trazado al pasado.

Recordemos que no define un Target, sino  que nos indica un posible giro y ya conocemos todas las normas  que están debidamente explicadas en la primera parte del documento.

Aunque el atractor no es,  repito,  un modelo para obtener un target predefinido, si se estudia bien se pueden captar zonas de finalización del grupo de los segmentos direccionales, o en el peor de los casos,  que coincidan  con un cierre de alto volumen de cierre de posiciones.

 

Éste sería el Atractor lanzado al futuro, que es diferente en relación con  el lanzado al pasado, porque aquel nos va a dar la sincronía de la estructura, la cual comenzaremos a gestionar como ciclo de estructura futura y que a la vez procederemos a sincronizarla. 

 

Como se observará la N21 ya no tiene una referencia en el pasado, sino que se gestiona a medida que  se va construyendo la misma estructura al momento.

Reitero que esto no es un modelo de predicción de target específico con los que trabajo, sino una parte de corte básico, para entender y comenzar a decodificar la estructura.

 

Como veréis en este dibujo, prácticamente se aplican las mismas normas que en el capítulo 1.

Así que precisaremos básicamente de las mismas condiciones aunque en este caso N21 sea lanzado al futuro, seguiremos las mismas premisas que en el ciclo Sinewave (SW), pero añadiendo un Punto de control (POC) .

( No realizaré ninguna referencia o aclaración sobre el POC, porque  ya está tratado en el documento sobre IPS ).

Bien,  ahora lo que nos interesa es saber donde hay o debe haber  una alta probabilidad de acabar el desplazamiento del grupo de segmentos direccionales del precio, para generar un timing de entrada precisamente contraria a la dirección de la estructura en curso rechazada previamente por el atractor.

Esto sería una entrada Reversal contra tendencia, que se encuentra entre  las más difíciles para poder obtener buenas probabilidades de éxito, ya que no es nada fácil encontrar un giro, o una corrección en esa dirección del precio.

En el siguiente dibujo se observa como después de haber rechazado el atractor y girado a la baja, la estructura del precio obtiene de nuevo la direccionalidad y a partir de ahí, solo se debe operar en la misma dirección que nos ha mostrado el atractor.

Aunque obviamente  lo mejor para entrar en el mercado es ir en su dirección, se puede obtener la excelencia y buscar exactamente el momento del giro al alza.

Lo importante es saber “cómo”.

En este dibujo se plasma la intención de descodificar el final de la direccionalidad de los segmentos, para obtener la zona final y su reversión.

 

El problema  es saber dónde puede estar esa “zona” de giro.

 

 

 

Podríamos  estar intentando entrar cada vez que el precio origina un amago de giro  y frustrarnos al ver que saltan nuestros stops a mansalva.

Así que adaptamos el timeframe del primer segmento para convertirlo a N34.

 

A partir de ahí,  normalmente, si se ha generado correctamente  N21 debe producirse  el rechazo habitual,  pero  es cierto  que en ciertas circustancias, puede no hacerlo en esa zona, o hacerlo y no generar el timing que contemplamos con nuestras normas.

Pero lo que importa ahora  precisamente es buscar la zona de giro contraria y como se ve en el dibujo marcados con A,B y C son posibles zonas donde los traders, en base a Retrocesos de Fibonacci, Indicadores, Volumen, Medias…etc, intentan la compra, es decir, el giro al alza.

El problema es el de siempre: es habitual que  intenten las entradas en zonas A y B,  produciendose las pérdidas pertinentes, porque el consumo de tiempo en los segmentos neutros pueden consumir un muy corto o muy largo tiempo proporcionalmente a su segmento de direccionalidad previo. Y precisamente eso conlleva inexorablemente al desajuste total en la lectura e interpretación de los plots de los indicadores, de las medias, y desgraciadamente, también del volumen.

 

Un ejemplo de trabajar con indicadores sería así, por ejemplo con un Estocástico.

 

 

En el gráfico anterior vemos que se señalan las zonas de sobreventa y posterior giro y cruce hacia arriba y en cada intento, acaban saltando los stops.

De hecho pueden cambiarse los parámetros para ajustarse al inicio y final del primer segmento, pero solo se conseguiría en ese caso un arreglo visual, y finalmente, el indicador que se use acabará dando unas entradas falsas, ya que no puede gestionar una estructura del precio en las condiciones óptimas, por ese motivo la utilización de indicadores por cualquier trader conlleva  un ruinoso panorama.

Los foros dedicados al trading, están llenos de metodologías basadas en indicadores en los que observamos post a post  la modificación de las normas, ya que no funcionan.

Aquí es donde entra el atractor y sus ciclos secuenciales de tiempo, ya que éstos se van a adaptar rigurosamente  a la estructura del precio y  no necesitan variar sus pilares básicos cambiando parámetros, porque el TimeFrame del precio nos lo va a indicar.

Como hemos calculado N21 sobre N34, el ciclo generalmente debe acabar o intentarlo en un N55, donde por lo común,  se debe gestionar el giro, eso no quiere decir que cambie la tendencia, pero sí nos ayuda, en este ejemplo en concreto, a obtener un cierre de cortos y un posible reverse al alza que también son beneficios.

El N55 se debe medir desde el final de N21, aunque por otras circunstancias, como la estructura Madre, pueden desarrollar segmentos elongados.

En ese caso, siempre hay que tener en cuenta una medición de N55, respecto al final de primer segmento N34,

Cuando visualizamos la estructura del precio, sabemos que son movimientos aleatorios arriba y abajo, y en realidad es así.. aleatoriedad.  Es lo mismo  que pasa cuando  no conocemos, por ejemplo,  el idioma Finés, todo lo que diga un nativo de ese país, no lo entenderemos pero si aprendemos esa lengua,  comprenderemos lo que nos dice ese nativo.

En la estructura pasa algo similar, no debemos hacer caso a las oscilaciones arriba y abajo del precio, para decodificarlo, solo para pivotar.

Así que para decodificar ya tenemos la base matemática Euclidiana, que en este caso se decodifica en base al factor tiempo, que se estructura y se le adjudica confluencias.  Eso nos permitirá entender poco a poco el “idioma” en el que el precio se expresa.

 

Una explicación sencilla de integración estructural matemática.

Fijémonos en la primera estructura ( rectángulo negro ), en el cual tenemos la N34 y la N21, a partir de ahí, el precio es rechazado y comienza a generar estructura legible.

Desde ese momento, cada uno con su estrategia particular, ya sabe que si adopta posición corta, su stop será precisamente la perforación al alza del atractor.

Ese stop se ira variando en función de la perforación del último pivot de soporte, por lo que una vez superado, el stop se movería así:

 

 

 

 

En zigzags aleatorios, o sea pivotación sin generación matemática de la estructura, los  pivots son más proclives a ser violados y después proseguir su tendencia corta, así que la base Euclidiana es primordial para ello.

Desde el momento en que estamos  metidos dentro de la estructura, es cuando debemos buscar la confluencia N55+ dots de soporte SW, ya que si se genera la N55 con su ciclo, las probabilidades de que el precio pare temporalmente o gire al alza  son elevadas.

En el supuesto escenario que la confluencia temporal N55, no sea apoyado en tiempo y ciclo, proseguirá su estructura, probablemente entre en un N89, y ya no podrá extender más sin un retroceso parcial como mínimo previo de todo el grupo de segmentos direccionales.

Pero cuando la confluencia se genere a la perfección, aparte de cerrar las posiciones, haremos una conversión de todo el grupo de segmentos a la baja, para convertirlo en una N34, adaptándolo al TF adecuado.

Un ejemplo:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez obtenido el nuevo N34, mediremos una N21 al pasado y al futuro, para obtener un nuevo atractor.

He de resaltar una vez más la importancia de conocer y entender la plasticidad  de la estructura del precio y su complejidad implícita contra algo tan árido y nulo como las herramientas antes mencionadas ( indicadores, etc).

Sería como la contemplación de un cuadro a una distancia adecuada e  idónea cada vez para poder obtener  la perspectiva que deseamos y estando en el lado opuesto la  observación de  cuadros de diferentes tamaños y texturas siempre desde una misma distancia.

Si los mercados son el resultados de interacciones del ser humano, y nosotros somos capaces de medir la distancia automáticamente para tener ese perspectiva visual en base a unos mecanismos fijos, algo implícito en nosotros, por qué no podemos aplicarlo a visualizar la estructura correctamente ?

Es obvio lo que no nos conviene…

Continuará en la 3º parte del documento Atractor Euclidiano

 

 

Pentagrama

Deja un comentario

20 − 17 =

Los contenidos de este sitio web son de carácter puramente informativo y no deben considerarse como un consejo de inversión.